El representante nacional Alfredo Asti pronunción un discurso ante la Cámara de Representantes en la que destaca la aplicación preciosGub como una medida heterodoxa para combatir la inflación.

Descargue la versión completa de las palabras del señor representante aquí

 

 

Tarjetas de crédito

 

Es conveniente usarlas solamente cuando podemos cubrir el total mensual del estado de cuenta. El pago mínimo equivale a aquel monto mínimo que debemos pagar para no incurrir en mora. Por otra parte, al pagar menos que el total, todo el saldo que queda impago genera también un interés.

La mayoría de las tarjetas tienen un costo anual, mientras que algunas son gratuitas por uno o dos años y luego se comienza a cobrar este costo anual. Por eso, es importante averiguar sobre las condiciones y los plazos antes de obtener una tarjeta.

Los contratos pueden prever la renovación automática de la tarjeta. Sin embargo, el estado de cuenta del mes anterior a la renovación debe contener el aviso, a los efectos de que el consumidor pueda desvincularse (Circular 2016 BCU). Por otra parte, la Ley de Relaciones de Consumo (17.250) establece que el consumidor podrá rescindir el contrato dentro de los sesenta días corridos desde que se produce la renovación automática. El consumidor debe avisar al proveedor con un preaviso de 15 días corridos.

También se cobra mensualmente el costo de envío de estado de cuenta. Este gasto se puede evitar si solicitamos envío por correo electrónico. Finalmente, se prevé que los proveedores de tarjetas de crédito puedan cobrar seguros de vida sobre el saldo adeudado. La empresa debe notificar previamente al cliente, quien puede rescindir el contrato sin ningún costo si lo desea.

Los topes para los intereses son publicados mensualmente por el Banco Central del Uruguay. En consumos con tarjetas de crédito menores a 10.000 UI, las tasas máximas de interés de financiación han tenido un promedio de 138,67% (tasa anual sin IVA) en todo el año 2016.

Por ejemplo, si en un mes realizamos un pago parcial que cubre el mínimo, pero nos quedan $5.000,00 por abonar, al mes siguiente tendremos $5.376,00 para pagar más los consumos correspondientes al mes y el IVA sobre los intereses. Este cálculo se realiza convirtiendo la tasa anual sin IVA a la tasa mensual correspondiente (7,52%).

 

Préstamos

 

La Ley de Usura regula los intereses que se pueden cobrar por estas operaciones. Es importante diferenciar el capital que pedimos prestado y  el monto que adeudamos. Por ejemplo, nos prestan $6.000,00 en 13 cuotas de $700,00. El capital prestado son $6.000,00 pero lo que adeudamos ya desde que firmamos el vale son $9.100,00, dado que contiene intereses de financiación. Si además nos atrasamos, se van sumando intereses moratorios periodo a periodo.

A los efectos de contraer un préstamo, se sugiere consultar y comparar las tasas de interés aplicadas por distintas entidades financieras. En caso de incurrir en endeudamiento, es recomendable plantearle a  la financiera o banco comercial acerca de la posibilidad de refinanciación.

Si bien las empresas no estan obligadas a modificar los términos de los préstamos, si el deudor tiene voluntad de pago, es posible que acepten refinanciar la deuda. Si tenemos muchas deudas y poca capacidad de pago, a veces resulta preferible comenzar por algunas en lugar de intentar hacerse cargo de todas, dado que podemos volver a incumplir.

 

Usura

 

Se incurre en usura cuando por una operación de crédito se nos cobran intereses que superan los topes máximos establecidos por la ley. La ley que los regula y que establece el procedimiento de cálculo es la 18.212 y los topes se publican mensualmente por el BCU.

 

Mora

 

La mora se define como el retraso en el cumplimiento de una obligación. Como lo establece la Ley de Usura, sólo se pueden aplicar sobre cuotas que estén vencidas e impagas. Deben respetarse los términos y condiciones pactadas, ya sea en un vale, contrato de tarjeta de crédito, etc. Cuando se paga un crédito en cuotas, sólo se puede aplicar mora sobre las cuotas vencidas que no se pagaron, no sobre el saldo de deuda total.

También estipula la ley que pueda cobrarse una multa por mora, en lugar de intereses moratorios (que en general son menores a la multa). Se puede cobrar cuando el monto máximo de mora sea menor a las 50 UI:

•    Multa con proveedores de bienes y servicios no financieros: hasta 50 UI.
•    Multa con proveedores de bienes y servicios financieros: el monto que resulte menor de entre el 50% del monto impago y las 50 UI.

 

 

Consejos para comprar
 
 
Como elaborar un presupuesto

Una guía sobre como elaborar un presupuesto anual.

 

 

Presupuesto Familiar

 
 
Planilla de presupuesto

Descargue una planilla predeterminada para elaborar el presupuesto de su hogar.

 

 

 

 

Presupuesto y ahorro

 

Presupuesto es la cantidad de dinero con que se cuenta en determinado periodo para hacer frente a los gastos generados. Ahorro es la reserva de dinero que se tiene para el futuro. El ahorro es importante en muchos sentidos, ya sea para comprar un bien sin endeudarse, para comprarlo en el momento en que se encuentre a mejor precio o para afrontar los gastos imprevistos que surjan en el futuro. Existen dos formas de ahorrar: aumentando los ingresos o reduciendo los gastos.

La disciplina es fundamental para tener un nivel de gasto ajustado a nuestro presupuesto y para lograr ahorrar. Fijar metas mensuales de ahorro es un mecanismo que da muy buenos resultados.

 

 

Imprevistos

 

Debemos ser conscientes de que en cualquier momento pueden cambiar las circunstancias económicas, podemos sufrir la pérdida del empleo o quebrantos de salud. Por eso es importante tener previsiones para sobrellevar estas eventualidades que pueden agravase si ya estamos endeudados.

 

 

Gastos innecesarios, propaganda y promociones

 

Siempre es importante tener autocontrol respecto al consumo evitando comprar por impulso, ansiedad o antojo. Es recomendable planificar las compras, decidiendo si lo que vamos a comprar es realmente necesario o hacer un esfuerzo de ahorro por algunos meses para comprarlo. Los pagos al contado nos evitan los pagos de intereses en los que incurrimos al comprar con tarjeta u otros instrumentos de crédito.

Tampoco es conveniente guiarse solamente porque un artículo esté en promoción para comprarlo. Tal vez se puede encontrar una opción más barata, aún sin descuento. También es importante no salir de compras como actividad de diversión.

 

 

Invertir en uno mismo

 

Una de las mejores inversiones es la que se hace en estudios y capacitaciones. Se puede generar ingresos extra por la vía del conocimiento. Si estamos más capacitados, es mucho más probable que obtengamos un ascenso o un empleo mejor remunerado. Por otra parte, si queremos comenzar nuestro propio negocio, es fundamental formarnos lo máximo posible en lo que vamos a ofrecer, tomar cursos, investigar.

Lo importante es que si logramos un mejor empleo, una mejor posición en la empresa o un emprendimiento exitoso, los costos de capacitación se van a cubrir rápidamente, generando pronto ingresos extra.

 

 

Enseñar a los niños

 

Es fundamental enseñar a los niños a tener una conducta financiera adecuada, a través de la educación y por la vía del ejemplo. Hay que enseñarles a priorizar y que a veces hay que esperar para tener lo que se quiere. Debemos enseñarles sobre la importancia del ahorro.

 

Se puede comenzar haciendo una lista de cosas que habitualmente les compramos y dándoles ese dinero para que lo administren ellos mismos. No sólo aprenderán a priorizar lo que más quieren o necesitan, sino que se le pueden fijar metas de ahorro fácilmente alcanzables para que comprendan su importancia.

 

 

Tarjetas de crédito

 

Debemos tratar de utilizar las tarjetas de crédito para imprevistos, para aprovechar alguna oportunidad que realmente sea ventajosa o para financiar una compra que no podríamos pagar al contado. El riesgo que implica el uso de las tarjetas de crédito radica en que muchas veces se pierde la noción de que de todas formas se va a tener que pagar por lo que se está comprando.

Es conveniente usarlas solamente cuando podemos cubrir el total mensual del estado de cuenta. El pago mínimo equivale a aquel monto mínimo que debemos pagar para no incurrir en mora.  Además, pueden incluir costos adicionales, tales como el costo anual de la tarjeta, el costo de envío de estado de cuenta, así como seguros de vida sobre saldos financiados.

 

 

Préstamos

 

Al igual que las compras con tarjeta de crédito, se recomienda utilizar préstamos solamente en caso de que surjan imprevistos. Por otro lado, muchas personas comienzan a solicitar nuevos créditos para pagar los anteriores, entrando en un círculo vicioso.

A los efectos de contraer un préstamo, se sugiere consultar y comparar las tasas de interés aplicadas por distintas entidades financieras. En caso de incurrir en endeudamiento, es recomendable plantearle a la financiera o banco comercial acerca de la posibilidad de refinanciación.

Es importante tener en cuenta que al presentar la Cédula de Identidad cuando se solicita información sobre un crédito, puede quedar la consulta registrada. El clearing de informes mantiene un registro de consultas y las instituciones financieras pueden tomarlas como un factor de riesgo al momento de decidir si otorgar un crédito.

 

 

De conformidad con la Ley Nº 18.331, de 11 de agosto de 2008, de Protección de Datos Personales y Acción de Habeas Data (LPDP), los datos suministrados por el usuario quedarán incorporados en una base de datos, la cual será procesada exclusivamente para la siguiente finalidad: mejorar el funcionamiento del SIPC y aplicar la reglamentación vigente.

Los datos personales serán tratados con el grado de protección adecuado, tomándose las medidas de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado por parte de terceros que lo puedan utilizar para finalidades distintas para las que han sido solicitados al usuario.

El órgano responsable de los datos es el SIPC y la dirección donde el interesado podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, actualización, inclusión o supresión es Uruguay 948, según lo establecido en la Ley N° 18.331.